lunes, 3 de octubre de 2011

Otra experiencia.

Hola a todos/as. Comenzamos el mes de octubre con otro testimonio más en psicoterapia gestalt. Sobran las palabras. Saludos a todos !!


 Yo no tengo conocimientos psicológicos, ni psiquiátricos, pero si que llevo 5 años leyendo por internet. A partir de la experiencia vivida através de un familiar.
Y he ido descubriendo muchas cosas de la terapia Gestalt, y el Eneagrama, y los talleres y(o cursos de danzas y movimientos expresivos, del programa SAT de Claudio Naranjo, del sistema Río Abierto), y de la infinidad de libros de autoayuda y conocerte a ti mismx.
Y en fin...no puedo hablar bien de todo ello.
Si que es cierto que no podría denunciar a nadie, pues es dificil demostrarlo, al menos para mi, pues todas las empresas involucradas saben guardarse muy bien las espaldas frente a la legalidad. Están muy bien asesorados legalmente, e incluso algunos talleres han llegado a recibir subvenciones públicas.
Pero si se bien, el daño que hicieron en mi familiar, joven, universitarx, independizadx, con pareja, feliz. Os cuento:
Este familiar estaba un poco estresadx por ponerese altas metas profesionales,y pasaba por una crisis de pareja pues ésta era absorvente, algo manipuladora y mandona. Asi que decidió apuntarse a Yoga para relajarse(hasta aqui bien, algo normal)con la mala suerte de caer en una empresa de éstas, al cabo de unos meses, comenzó los talleres de danza y movimiento expresivo, cada vez le gustaba más, e iba más a esa empresa-gimnasio o centro de psicoterapias alternativas, por llamarle de alguna manera (legal), comenzó a comprar libros de autoayuda y sabios (como ellos se denominan) de manera compulsiva, llegó a leerse hasta 3 ó 4 libros completos al día, rompió con su novix pues la psicoterapeuta le dijo que le maltrataba psicológicamente, rompió lazos familiares pues le decian o inducían a pensar que tenia que romper el cordón umbilical que le unia a ellos porque no le permitía ser libre a su yo, pasó las entrevistas personales que hacen para poder asistir a los talleres especiales, le derivaron a otro pseudocientífico para que le hiciesen la carta astral (¿?¿?¿?), mantenia charlas en privado con la psicóloga psicoterapeuta graduada en Gestalt por el programa SAT de Claudio Naranjo (al parecer es algo muy importante en ese mundillo, yo, ni idea, al menos asi lo ponen en casi todos los curriculums que he visitado en la red), y a partir de esas charlas le recomendaron ir a una homeópata quién le recetó cannabis indica (también legal aunque estén demostrados su posibles efectos alucinógenos).
A los cuatro dias de tomarlo tuvo que ingresar de urgencias de un Hospital Público por un caso de brote psicótico, y allí pasó medio mes. Pues los psiquiatras dijeron que necesitaba resetear el cererbo (usaron este término para que los ajenos al mundo psiquiátrico lo entendiéramos).

jueves, 8 de septiembre de 2011

Comparecencia de Largantza en el Gobierno Vasco.

 

COMPARECENCIA DE LARGANTZA Y SU PRESIDENTE
JUANTXO DOMINGUEZ EN EL PARLAMENTO VASCO.-

En relación a la petición de una regulación en el País
Vasco, de los denominados Centros Terapéuticos.
(Comisión de Sanidad del Parlamento Vasco a 2 de Abril de

2008).

En la actualidad el fenómeno sectario, se caracteriza por su extremo polimorfismo, así como por una constante adaptación a las fluctuaciones de nuestra propia sociedad. El reclutamiento a lo que comúnmente se conoce por "sectas" y qué a otros niveles se comienza a denominar, como grupos de manipulación psicológica, ejerce fácilmente su actuación entre personalidades frágiles, sin suficiente espíritu crítico pero también sobre personas cultivadas que no encuentran respuestas a sus inquietudes. Atraídas por promesas de bienestar, de plenitud, de "curación" son cuestiones por las cuales es muy fácil participar en estos grupos. Actualmente en nuestra Comunidad Autónoma Vasca aspectos relacionados con las nuevas terapias psicológicas y naturales, enmarcadas en lo que se conoce como "desarrollo del potencial humano", están sirviendo como auténticas pantallas a diversas entidades y personas (sin escrúpulos), que pretenden ir de "alternativas" en el campo de la salud, con el consiguiente perjuicio de los profesionales acreditados (medicina, enfermería, fisioterapeutas, psicólogos, etc.).
Este ejercicio ilegal, está originando innumerables problemas a muchas personas que desde LARGANTZA podemos certificar. Desavenencias familiares, gran dependencia hacia estos embaucadores, problemas financieros, agravamientos de la personalidad, descontrol en aspectos de la salud. En nuestra sociedad acomodada, constatamos la insatisfacción que genera la aceptación de nuestras enfermedades. El recurso a otros tratamientos, mediante manipulaciones o fármacos distintos así como el uso de "nuevas medicinas" científicamente no demostradas en la curación de dolencias, están al orden del día.



Lo mismo ocurre con la psicología. ¿Podemos tratar nuestros estados
melancólicos con un tratamiento psiquiátrico?
Al psicoanálisis le pasan factura sus divisiones internas, los largos períodos de tiempo y el dinero que hay que invertir en él, así es que para conseguir escucha y consuelo mucha gente se conforma sin comparar otras posibilidades a su alcance, con cualquier "psicoterapeuta autoproclamado".Los peligros que esta entraña, no se tienen en cuenta por personas necesitadas de una rápida solución a sus problemas de salud. Si fracasa el tratamiento no será por las carencias científicas de estos "falsos terapeutas", envestidos en Universidades inexistentes, con currículums imposibles y titulaciones sin ningún código deontológico, sino porque a nosotros nos falta fervor para el "milagro" se produzca.

viernes, 29 de julio de 2011

Confesiones de un terapeuta Gestalt

Confesiones de un terapeuta Gestalt

Ser terapeuta y facilitador de grupos de crecimiento, como muchos saben,  no fue mi primera profesión. Antes de eso fui comunicólogo, más específicamente   guionista, primero de radio en la XEW y luego en televisión.

Todo en la vida es un ciclo y mi tiempo de guionista, aunque con muchas experiencias enriquecedoras, terminó, lo que me dio pie a decidir lo que quería hacer en el futuro. No fue una decisión sencilla, no tenía ya 18 años como cuando eliges por primera vez tu carrera, pasaba ya de los 35 años y tenía que pensar también en las dificultades que conlleva trabajar para vivir y estudiar una nueva carrera.

Afortunadamente pude superar los miedos y la inseguridad y decidí dar el paso de estudiar, primero, la especialización de terapia Gestalt y, posteriormente, muchas otras. De hecho, desde que inicié la nueva etapa dentro del mundo de la terapia y el desarrollo no he dejado de estudiar, pues se convirtió en una “sana adicción” para mí. Sin embargo, a pesar de todo lo que he estudiado desde entonces,  la Gestalt sigue siendo la base que contiene todo lo demás: Coaching, Mediación Familiar, Indagación Apreciativa, etc. 

Pero, lo más importante de todo esto, es que a lo largo de los años que llevo ejerciendo la labor de terapeuta he tenido la posibilidad de vivir experiencias humanas maravillosas.

El hecho de acompañar a otra persona en un momento difícil, de confusión, pérdida, dolor, impotencia, significa muchas cosas a la vez. Ante todo, mucho miedo. Es una gran responsabilidad que alguien nos busque y nos pague para que le ayudemos a encontrar o a retomar su camino. Da miedo equivocarse, lastimar, confundir más a la persona, provocarle algún mal, etc. Sin embargo, esto me ha enseñado a que no soy yo el que cura, el que sana, el que ayuda… yo tan sólo acompaño y no puedo ser – totalmente – el responsable de lo que ocurra en el proceso terapéutico. La experiencia me ha enseñado, más que la teoría, que la terapia es una co – construcción. Algo que se construye entre dos, en relación de dos, a través del encuentro, de la conversación y del contacto.


martes, 26 de julio de 2011

Artículo interesante

Hola a todos/as.

Os dejamos un link muy interesante a un artículo escrito por Mtro. Cesar Andres Monroy Fonseca del  blog Actualidad Clínica en Psicología.

Encontramos interesantes los comentarios de los usuarios y las respuestas.

Saludos.


lunes, 18 de julio de 2011

CARTA A MI TERAPEUTA

CARTA A MI TERAPEUTA
 
Desde la razón no me costaría nada entender que en realidad te pago por tu trabajo..., pero, en el fondo prefiero no pensar que no soy tu única paciente, por más que me duela. No soy sino alguien más entre otros tantos que te permite comer, y aunque no sé si para algo más quizá, es claro que en este sentido concreto mi terapia -mis inseguridades, mis sufrimientos, mis comunicaciones...- te beneficia.

Y por eso, nunca sabré si en el fondo, el día que me vaya, te dolerá perderme a mí como persona o como paciente retribuyente. De todos modos, me duele mi punto realista que me dice claramente, que en efecto, vives de tus pacientes y sólo ahí puede ubicarse nuestra relación.

Me cuesta trabajo asumir que toda esa implicación tuya como terapeuta mío, se desvanezca en cuanto pase el umbral de la puerta de tus terapeúticos aposentos. Pero es así, y sé que no puede ser de otra manera. El pago que te doy por mi terapia establece un marco especial en esta diada relacional. Y de no ser así, podría ser una bonita relación de ayuda, o una profunda y sana amistad, o un romance amoroso, o..., nada que tuviera que ver con una relación terapeútica.

Es así. El pago lo estropea todo. Bueno..., todo, en fin, me refiero a esta relación de comunicación profundamente humana, que se convierte en una transacción más desde el momento que te pago.



De alguna manera el pago me indica siempre que esa relación es así en ese lugar, y en ese momento, desde una circunstancia mía concreta, y desde nuestros dos roles: paciente-terapeuta. Y ello hace que tú te sientas libre de mí y, al mismo tiempo, yo me sienta libre de tí. Podremos sentir muchas cosas entre nosotros, pero no será más que material productivo para trabajarlo en la terapia.

En el fondo, como paciente, ¿qué más quiero? ó ¿a qué aspiro?.



En el fondo de mí, sé que cuanto más persona me siento, necesito romper ese esquema relacional para ubicarlo en otros ámbitos y situaciones de mi vida, por los que no tenga necesidad de pagar para ser yo, o para aprender a vivir


YO, paciente...

lunes, 20 de junio de 2011

Artículo de opinión. El lado oscuro de la Terapia Gestalt

Hola a todos/as. Os dejamos un artículo de opinión enviado por Andoni. Para leer con tiempo y tranquilidad. No tiene desperdicio. Saludos.

    El lado oscuro de la Terapia Gestalt
 Cualquiera puede caer en la ilusión de la Gestalt. No importa que seas rico, pobre, inteligente o cualquier otra cualidad. Todos somos carne de cañón y a lo largo de nuestras vidas tendremos crisis existenciales, emocionales y de cualquier tipo imaginable. Buscar la felicidad es una meta del ser humano y depende de tus exigencias serás mas o menos feliz. Más de medio mundo lucha para sobrevivir y nosotros en esta parte del mundo no somos felices o por lo menos eso creemos. Se ha creado una seudo escuela de la felicidad en donde han metido psicología, filosofía, religión y una gran dosis de esoterismo. El objetivo es cambiar un rato de felicidad por algo que si tienen los infelices de esta parte del mundo y es dinero. La esperanza de encontrar la felicidad vale todo y la sensación de sentirte arropado aunque sea por gente que no tiene nada que ver contigo, te lleva al tiempo en que te sentías arropado en tu niñez. Muchos nos hemos quedado con la sensación de que no hemos superado las etapas de nuestra vida y que ansiamos algo para tranquilizarnos para seguir  pero que no sabemos lo que es porque nadie nos lo ha enseñado. Es aquí donde entran los charlatanes y ladrones de libertad que comprenden lo que nos falta para aprovecharse de nosotros. Las peligrosas técnicas de Coaching que se usan en estas "escuelas de crecimiento" solo crean una costra en esa gran herida creada por la neurosis. Por un lado te dicen que dejes el pasado y por otro pretenden poner verde a tu abuelo, padres etc. para comprender como eres. Todo este juego de palabras usada de forma obsesiva hace crear un programa en donde todo vale. Seas como seas, todo el mundo tanto pacientes, como terapeutas creen ver la luz y sin embargo están más ciegos que al principio. El convencimiento puede ser una forma de refugiarse para no despertar y "darse cuenta" de que se te ha ido la vida confiando en unos ladrones de sueños y felicidad.

miércoles, 8 de junio de 2011

Reseña de Proceso & Diálogo en Psicoterapia Gestáltica

Estimados/as lectores/as, no gestálticos, gestálticos, curiosos o que buscan ampliar conocimientos sobre esta pseudopsicoterapia.
Llevamos un tiempo sin actualizar, pero estamos de vuelta, y lo hacemos con un par de artículos interesantes.
A continuación os dejamos la reseña de un libro, Proceso & Diálogo en Psicoterapia Gestáltica, de Gary Yontef. Os preguntaréis porqué hacemos "publicidad" sobre un libro gestáltico: parece ser que no estábamos muy equivocados en nuestras críticas sobre esta psicoterapia y su posible mal uso, sobre el hecho de que hay un esoterismo y misticismo aplicados por muchos individuos que en realidad practican una gestalt que no es seria, incluso no es sana. Parece que no nos equivocamos al criticar que los propios profesionales de esta rama, los profesionales serios, no denuncian ese esoterismo implícito que no beneficia en nada ni a clientes ni a profesionales.

Os dejamos el primero de estos artículos. En el transcurso de esta semana, el segundo artículo, en este caso un artículo de opinión de un colaborador. No tiene desperdicio y seguro que traerá polémica.

Saludos a todos/as

http://www.eljardindellibro.com/libros/__proceso_dialogo_en_psicoterapia_gestaltica.php

"La publicación de este libro en español, a sólo dos años de su aparición en inglés, será un acontecimiento importante para muchos de sus lectores, tanto terapeutas gestálticos como clientes, e incluso para el público en general. No serán pocos los que verán transformarse su visión de la gestalt a la luz de los artículos en los que el autor revisa varios de los más importantes temas de la psicoterapia gestalt.

Para muchos empezará a aclararse lo que hace varios años viene sucediendo en las reuniones de los gestaltistas de habla hispana y de otras lenguas, ocasiones en las que se han dado una serie de diferencias, encuentros y desencuentros.

Algo de esto ocurrió en el penúltimo Congreso Internacional de Gestalt, el año 1993 en Valencia, cuando un día hubo un homenaje a Laura Perls (de italianos y franceses) y al día siguiente otro a Fritz Perls (de españoles y argentinos) con críticas bastante encendidas al(a) otro(a) homenajeado(a).

Hasta hace muy poco tiempo, entre nosotros a nadie se le ocurría dudar que la gestalt fuera "lo que hacía Fritz Perls", siguiéndose sus indicaciones casi como artículos de fe. Hay una que establece que el argumentar, dar razones, pensar, etc., o sea, todo uso de la razón, era perjudicial y contrario a las buenas prácticas gestálticas. Muchos entendieron/decidieron que la gestalt era emociones, afectos, pasiones y sentimientos, clausuraron el intelecto y se dedicaron a provocar afectos y efectos rápidos y espectaculares --lo que Yontef, en este libro, llama el estilo bum-bum-bum. Sin embargo, parece que esta actitud no ha conducido al progreso de la disciplina, ni ha permitido saber si ésta es eficaz o no, ya que de paso también se abandonó la investigación científica por desactualizada y "racionalista".

¿Cuál es la situación actual de la psicoterapia gestáltica en los países hispanoparlantes? Con escasas excepciones, ésta es una actividad mal definida, practicada por un grupo heterogéneo de personas provenientes de distintas áreas del saber y con distintos niveles de profesionalización, que han recibido muy variadas formaciones o incluso ninguna y que se dedican a efectuar intervenciones, preferentemente grupales, en personas que buscan salud psíquica, crecimiento personal, vidas más plenas o auténticas, o convertirse en "facilitadores" o terapeutas.

Esta situación se ha reflejado en los últimos congresos internacionales de gestalt de habla hispana. En ellos ha habido numerosos talleres demostrativos de diversos temas, incluidos algunos que parecen no tener ninguna relación con la gestalt (estados alterados de conciencia; el Eneagrama; los ángeles; los mitos femeninos en la antigüedad; etc.) y otros que "integran" la gestalt a otras disciplinas (gestalt y bioenergética; y lo transpersonal; y lo sagrado; etc.). La situación ha llegado incluso a producir más confusión que claridad acerca de qué es en realidad la psicoterapia gestalt, cómo se sitúa en relación a otras orientaciones psicoterapéuticas y cuál es su relación con las psicologías humanista o transpersonal.

lunes, 18 de abril de 2011

El Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia alerta de cursos y jornadas dirigidos por personas sin capacitación profesional

Hola a todos.
Por fin alguien perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos da una voz de alarma públicamente sobre pseudocursos impartidos por personas no cualificadas y alertan sobre el daño emocional que puede comportar este tipo de prácticas.


El Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia alerta de cursos y jornadas dirigidos por personas sin capacitación profesional

La decana del Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia, María José Catalán, ha alertado sobre la proliferación de cursos y jornadas que, a priori, podrían ser de carácter psicólogico y que, en la mayoría de los casos "son dirigidos por personas que no están capacitadas profesionalmente".
En este sentido, el Colegio quiere llamar la atención a la ciudadanía ya que estas propuestas "se publicitan como la solución definitiva y se aprovechan de la vulnerabilidad personal de quienes se inscriben en ellos", según informaron fuentes de la institución colegiada en un comunicado.

Además, se da la circunstancia que la utilización de éstos servicios "los realizan personas que pueden estar pasando por un momento emocional delicado en sus vidas y no van a encontrar la solución que realmente necesitan desde el punto de vista psicológico".
Catalán ha recordado que "entre las ofertas la temática es de lo más variada, desde hipnosis con resultados espectaculares en muy poco tiempo, pasando por cursos de crecimiento personal, hasta disciplinas que nada tienen que ver con la ciencia psicológica y que se basan en terapias alternativas sin ningún respaldo académico".
Es por ello que el Colegio Oficial de Psicólogos de la Región de Murcia quiere advertir a los ciudadanos que "aunque una parte importante de los casos el perjuicio no pasa del simple engaño económico en otros casos pueden producir un daño emocional".
La decana recomienda asegurarse de la capacitación de quien imparta un determinado curso comprobando que sea realmente un profesional cualificado. En muchas ocasiones, se autodenominan terapeutas, siendo ésta una definición genérica que no garantiza que estemos ante un profesional de la Psicología.
Así mismo recuerda que están a disposición de los usuarios para confirmar si quien imparte el curso o incluso realiza una intervención es psicólogo colegiado.

miércoles, 6 de abril de 2011

Testimonio de un psicólogo en prácticas en un centro gestalt

Hola a todos.
Comenzamos la primavera con otra experiencia que nos han enviado. En esta ocasión no se trata de una persona que haya sufrido las consecuencias de la mala práctica de esta psicoterapia, sino de una persona que escogió un centro de gestalt para realizar sus prácticas universitarias.
Os recomendamos la lectura ya que es un punto de vista diferente al que hasta ahora hemos podido ofrecer. Pocas personas se atreven a hablar sobre este tema en voz alta.

Saludos.

" La verdad, es que en toda la carrera había oído hablar de la terapia de la Gestalt hasta que realicé prácticas voluntarias en un centro, dónde casi todos los "psicólogos" y no tan psicólogos, estaban formados en terapia de la gestalt, terapias humanistas y psicodinámicas varias. No sólo eso, sino que además, habían personas sin la titulación de psicología ejerciendo de psicoterapeutas, cometiéndo errores muy básicos... Imagínate la decepción para mí, hasta el punto en que pensé que me había equivocado de carrera o que no valía para eso...

Me pareció todo muy extraño desde el principio, yo esperaba que en las terapias el psicólogo "aportase" algo al paciente, pero en este caso no resultaba ser así. Sólo veía como el terapeuta hacía más y más preguntas, a la par que de vez en cuando realizaba prácticas más bien relacionadas con "metafísica"... Algo que no tenía demasiado sentido. Si acaso, luego en privado, nunca delante del paciente, éste hacía sus interpretaciones. Aunque bueno, todo esto no es de extrañar después de escuchar "los psicólogos no hacemos nada".

lunes, 28 de febrero de 2011

" La figura del psicoterapeuta no existe como profesional de la salud ". Artículo sobre la evolución en la práctica de la psicología en el ámbito privado.

Fuente:

En un artículo reciente, la psicóloga Cristina Martínez Brotóns comenta lo siguiente:
Escribo este artículo porque, en los últimos años, voy viendo una evolución en la práctica de la psicología en el ámbito privado que resulta, cuanto menos, muy preocupante.
(…)
Al parecer, cualquiera puede ya abrir una consulta y ostentar el “título” (que por descontado no tienen) de PSICOTERAPEUTA. Han proliferado centros en los que, por una cuantiosa suma de dinero, se realiza una formación en Coaching, en PNL, en Hipnosis, en Gestalt… Se anuncian, pueden consultarlo en Internet, prometiendo y asegurando un nuevo y brillante futuro profesional.
(…)
Resultado de este hecho es que a la consulta de los que SÍ somos psicólogos, están llegando casos de personas que han peregrinado de consulta en consulta sin obtener resultados, con sus bolsillos apaleados y con la frustrante impresión de que ya nada se podía hacer por ellos. Eso, en el mejor de los casos. En otros, su problema se ha ido agravando a medida que los “no profesionales” han ido practicando en ellos lo que no saben hacer, psicoterapia.
El título del artículo es contundente (“Psicólogos de verdad versus psicoterapeutas intrusos”) así como su contenido, aunque me gustaría aportar algún dato más.

sábado, 26 de febrero de 2011

Sobre este blog, su contenido y lo que se critica

( reeditado )
Hola a todos.

En vistas de cómo están los ánimos en los últimos comentarios en los artículos que se publican, varias aclaraciones:

Bajo ningún concepto se ha criticado ni es el objetivo del blog cuestionar a psicólogos profesionales, colegiados y que ejercen su profesión de una manera legal y honesta.

No estamos en contra ni de la psicología ni de quien la practica dentro del marco legal permitido.

Lo que se critica en este blog precisamente les defiende, es decir: CRITICAMOS QUE PERSONAS NO LICENCIADAS EN PSICOLOGÍA, EJERZAN COMO TALES SIN INFORMAR PREVIAMENTE A LOS PACIENTES DE QUE NO SON PSICÓLOGOS.
Lo ponemos en mayúsculas y subrayado para que nadie haga malas interpretaciones.

Desde el blog únicamente publicamos lo que nos llega, historias reales de personas que han vivido una experiencia negativa con esta psicoterapia y sus psicoterapeuta. Si hacer eso es denunciable, denunciad.

No aceptamos amenazas de ningún tipo como las últimas publicadas por algún anónimo.

DENUNCIAMOS EL INTRUSISMO PROFESIONAL y las malas prácticas de esta psicoterapia y lo que provoca.

DENUNCIAMOS QUE NO SE INFORME A LOS CLIENTES DE QUE LES VA A TRATAR UNA PERSONA SIN TITULACIÓN EN PSICOLOGÍA.

DENUNCIAMOS QUE NO SE INFORME AL CLIENTE/PACIENTE DEL CONTENIDO MÍSTICO Y ESOTÉRICO IMPLÍCITO EN LA PSICOTERAPIA GESTALT EJERCIDA POR PSICOTERAPEUTAS QUE SE HAN FORMADO CON EL SAT DE CLAUDIO NARANJO Y OTRAS FORMACIONES COMO CONSTELACIONES FAMILIARES Y PNL, sin base científica demostrada y aprobada.

Dicho esto, que cada uno actúe en consecuencia con sus actos. Pero repito, no aceptamos amenazas como las recibidas últimamente.


Solicitaros también que dejéis los comentarios de los post con un nombre, no sólo como anónimos, para poder facilitar las respuestas entre usuarios y no confundir al personal.

Gracias por seguir el blog.
Saludos a todos.





viernes, 25 de febrero de 2011

Otra historia más.

Os dejamos otro testimonio más. 
Insistimos en que todo lo publicado en este blog nos llega porque sus autores se ponen en contacto con nosotros para que lo podamos publicar.


"Hola a todos,

Ojala, hubiera sabido todo lo que se cuenta en el blog hace 4 años. Mi marido, pasaba por una crisis profunda, se sentía culpable de la muerte de su madre porque cuando su padre falleció le prometió que cuidaría de ella, se había pelado con su único hermano y su negocio se estaba hundiendo. Se encontraba dentro de un pozo del que no podría salir y no quería buscar ayuda profesional. En esta situación conoce a una mujer, psicoterapeuta y que estaba haciendo un curso de gestalt. Yo no había oído nunca esta palabra. A raíz de conocerla, nuestros hijos y yo nos convertimos en sus enemigos, buscaba siempre discusiones en casa, nos decía que no le queríamos y que se sentía como un mueble. Todos estábamos en contra de él.

Su relación con esta mujer se incremento y le dije que debíamos de separarnos (él no estaba de acuerdo), como yo estaba decidida y todo lo que me contaba sobre el trabajo de ella era muy extraño y además estaban nuestro hijos, decidí investigar que era eso de la gestalt, pero no descubrí gran cosa, me decían que eran técnicas aplicadas por los psicólogos. Descubrí que ella no era psicóloga y se dedicaba en su casa a aplicar un sinfín de terapias ( su página Web no tiene desperdicio). Nos separamos y el se fue a vivir con ella, nuestros hijos vivían conmigo porque como yo no veía claro el "trabajo" de ella me pareció lo más prudente.


Durante estos años, me ha pedido cientos de veces volver, me decía que estaba hecho un lío, que no entendía lo que hacía y que estaba con ella porque le había ayudado a borrar sus recuerdos dolorosos.


El no ha hecho ningún curso de gestalt, pero lleva 4 años bajo la influencia de esta mujer (que si lo ha hecho) y   que lo manipula psicológicamente. Cada vez que él intenta volver a casa (se le ve feliz y decidido), ella lo llama, le manda mensajes o se presenta en el trabajo siempre con alguna una excusa y le vuelve a comer el "tarro", lo convence de que lo necesita y vuelve a ser una persona infeliz.

Yo al principio no sabía lo que ocurría, pensaba que se había vuelto loco o algo por el estilo y que yo estaba un poco "paranoica" porque no podría creer que una persona pudiera manipular a otra de esta forma.  Al leer las historias del blog, me doy cuenta que muchas de las cosas que se cuentan son similares a las que hemos vivido nosotros.


Creo que estamos en el buen camino. Esta decidido a buscar ayuda de un profesional, esta vez autentico.


Saludos,"

miércoles, 26 de enero de 2011

Experiencia de ex-alumno de formación gestalt

Hola a todos. Os dejamos este post que han publicado:

" Buenas a todos,

Os voy a contar mi propia experiencia: Hasta hace un pocos meses fui alumno y estuve formándome en terapia gestalt. A falta de un año para finalizar la formación decidí después de un largo tiempo que no quería seguir con esta historia. Mi personalidad ha cambiado mucho desde que empecé la formación. Había sido una persona tranquila, reflexiva, con las ideas muy claras, entre otros rasgos. Cuando “me dí cuenta” y me jode decir “me dí cuenta” porque la jerga gestáltica me jode, pues eso, me percaté de que ya no era esa persona tranquila, me excitaba muy a menudo, me convertí en una persona muy agresiva, con un grado muy elevado de ira que no podía reprimir, empecé a tener más problemas de insomnio, no era empática con los demás, no sentía compasión por mis allegados, tenía sobresaltos continuados, dificultad en concentrarme, y lo más preocupante para mí es que la idea del suicidio hacía cada vez más acto de presencia en mi vida, cuando nunca jamás, NUNCA JAMÁS, había nombrado esta palabra ni se me había pasado por la cabeza. La cuestión es que dejé la terapia individual (para obtener el titulín te exigen ochenta horas de terapia individual como mínimo y no sé cuantas de supervisión) y el grupo de formación. Por Dios, hasta llegué a idolatrar a mi psicoterapueta, a tener una dependencia emocional bestial... y acudir a la formación era como chutarme...

Pero no todo son críticas negativas. También hay cosas positivas que por el momento no voy a contaros porque todavía sigo muy cabreado con todo lo sucedido. Por último, compartir con vosotros que yo vengo de un sector que, profesionalmente, no tiene nada que ver con las terapias psicológicas y todo lo que le rodean.

Me da vergüenza decir que he estado formándome en T.G., cuando antes me llenaba la boca contando y explicando que era lo más guay y que era la mejor inversión jamás realizada en mi vida. Por suerte, el “contacto-retirada”, la retirada ha llegado antes de que las cosas se pusieran más serias y feas para mí.



Besos a todos,



Penélope (Pseudónimo para conservar el anonimato)"

viernes, 14 de enero de 2011

Otra historia más

Hola a todos. Después del período vacacional volvemos a estar activos. Para comenzar este año, os dejamos otra experiencia más, esta vez viene firmada por Encarnación.
Saludos.


Mi experiencia con la gestalt

Mi historia es muy confusa, dolorosa, dura, muy dura.
No toda la culpa se la doy a la psicoterapia esotérica gestalt y sus psicoterapeutas. Pero que han tenido mucho que ver con la vertiginosa rapidez de los acontecimientos, no hay duda. El problema es, como siempre, la debilidad de las personas. Y mi expareja es muy débil, y ahora veo cuánto.

Lo que escribo a continuación es muy  muy largo. Pero es como  me ha salido.


Ahora he visto que esta psicoterapia siempre ha estado presente en mi vida con mi expareja.
Le conocí hace siete años. Ya entonces me dijo que había acabado una terapia gestalt. Yo nunca había escuchado hablar de ella, pero no le di  mayor importancia. Para mí había ido a un psicólogo, a raíz de sus muchos problemas de autoestima provocados por un padre maltratador psicológico que lo había machacado durante su infancia y adolescencia. Es lógico que si sufres un abuso de este tipo busques ayuda de un profesional.
Con el paso del tiempo, siempre comentaba que tenía que volver, tenía altibajos emocionales, pasaba de una autoestima bestial a una autoestima bestial aparente que en realidad era una recaída, y era entonces cuando echaba de menos a Marisa, su psicoterapeuta.